Llámanos 915 043 110 informacion@moranteasesores.es

¿Bajar el IVA cultural? Lo que todos prometen y pocos podrán cumplir - Morante Asesores

Estamos en pre campaña electoral, por mucho que aún queden algunos meses para la celebración de las elecciones y todavía no se hayan definido las fechas exactas de la duración de la campaña. Los aspirantes a gobernar nuestro país los próximos cuatro años están ya perfilando sus programas políticos y, la mayoría de ellos, incluyen la bajada del IVA cultural. Pero, ¿está permitido (y es posible) hacerlo?

El mayor “activista” de esta bajada del IVA cultural es Pedro Sánchez. El líder del PSOE aboga por bajar el IVA hasta el 5% para incentivar el sector cinematográfico principalmente. En cambio, según los servicios jurídicos del Ministerio de Hacienda, no es posible aprobar esta enmienda debido a la normativa europea. Según la legislación europea, sólo se permite un máximo de dos tipos de IVA superreducidos por lo que la propuesta del líder socialista de establecer un tercer tipo del 5% sin tener que modificar la lista de los bienes que ya aplican al 4 o al 10%, parece bastante inviable.

Según Hacienda, la propuesta de Sánchez implicaría que se bajaran al 5% todos los productos del tipo superreducido del 10%, con la consiguiente pérdida en la recaudación de las arcas del Estado. Lo que se ha planteado es que, para poder asumir esta bajada, habría que elevar algunos productos que actualmente se encuentran en ese tipo superreducido del 10% a la tributación general del IVA (actualmente, a un 21%). Por todo ello, no es razonable que para bajar a un 5% algunos sectores, haya que subir otros al 21%.

Actualmente, en España, no existe un único tipo de IVA cultural sino que se clasifica en función del servicio que se trate. El superreducido del 4% grava los libros, periódicos, revistas, partituras, mapas y cuadernos de dibujo; el reducido del 10% se aplica a la entrada en bibliotecas, archivos, centros de documentación, museos, galerías de arte y pinacotecas; mientras que el IVA general se aplica, entre otros, a las entradas de cine y teatro. Además, también existen servicios culturales exentos de IVA como los servicios y actividades deportivas y culturales que sean prestadas por entidades de derecho o entidades privadas de carácter social.