Llámanos 915 043 110 informacion@moranteasesores.es

¿Cómo afecta al asalariado la reforma del IRPF? - Morante Asesores

Una de las novedades en materia fiscal para el 2016 es la aplicación completa de la reforma del IRPF. El ejecutivo adelantó a enero de este año la bajada en los tipos impositivos, cuando en un inicio estaba contemplada para realizarse en el mes de julio.

La nueva bajada contempla reducciones de hasta un 3% en la retención por IRPF que se aplica en las nóminas. No obstante, hay que puntualizar que cada tramo está sujeto a una modificación distinta. Las rentas inferiores a 12.450 euros, regidas por el mínimo, tendrán un IRPF que pasa de 19,5% a 19%. Recordemos que en 2015 ya se bajó medio punto. En rentas de entre 12.450 y 20.200 pasa del 24,5% al 24%. Los asalariados que reciban entre 20.200 y 34.000 también pagarán menos impuestos, concretamente se les retendrá un 30% por IRPF en lugar de 30,5%. Si nos vamos al escalón que va de entre 34.000 y 60.000, veremos que pasa del 38% al 37%. A partir de 60.000 euros de nómina, la reforma contempla la bajada de un punto y se queda en un 45%.

Si observamos los datos, rápidamente nos damos cuenta de que las diferencias porcentuales son muy moderadas, de medio punto o un punto, con lo cual el alivio fiscal va a ser discreto. Ya se trata de echar cuentas y ver cuánto nos vamos a ahorrar a partir de la nómina de enero. A mayor renta, más se notará el ahorro mes a mes. Por ejemplo, para una base imponible de 20.200 euros el ahorro anual sería de 101.

Es necesario concretar que la actual reforma corre a cuenta del Estado, por lo que las comunidades autónomas no han tenido que aprobar una nueva bajada de la tarifa autonómica. De momento, las circunstancias se mantienen pero podrían modificarse ante la formación de un nuevo ejecutivo.