Llámanos 915 043 110 informacion@moranteasesores.es

Gestionar equipos de trabajo en remoto: ¿sí o no? (II) - Morante Asesores

Si en el post de la semana pasada os hablábamos de los pros de gestionar equipos en remoto, en esta segunda entrega trataremos los contras.

Ya dijimos que el trabajo en remoto es una práctica cada vez más común dentro de las empresas, pero por muy apetitoso que parezca, todavía hoy está lejos de ser perfecto.

Es importante conocer las desventajas de esta forma de gestión empresarial para poder valorar si nuestro equipo es susceptible de ser creado remotamente.

A pesar de que, como ya comentamos, una de las ventajas del trabajo en remoto es la accesibilidad a muchos más candidatos con talento, no todo el mundo es apto para trabajar en remoto. Hay personas que no tienen la capacidad de organización necesaria para trabajar de esta manera y por ello necesitan de una disciplina de trabajo marcada de antemano en la oficina.

Por otro lado, la comunicación puede suponer un problema, por ejemplo en aquellos casos en los que existen diferencias horarias de por medio. En tal caso, sería conveniente encontrar herramientas de comunicación asíncronas que permitan una comunicación fluida.

Asimismo, a la hora de trabajar en remoto es más difícil crear una cultura empresarial sólida. Esta requiere que los empleados compartan los mismos valores, objetivos, etc., algo más fácil de conseguir si todos trabajan juntos en un mismo lugar. No obstante, esta desventaja se podría solventar organizando encuentros en persona o realizando actividades de ocio en conjunto, entre otras.

En último lugar, uno de los contras más difíciles de salvar es que resulta casi imposible trasladarse luego a la oficina. No todo el mundo se mostrará a favor de cambiar su forma de trabajo, al igual que habrá un porcentaje de empleados a los que les resulte físicamente imposible, además del malestar y el periodo de adaptación que genera. Del mismo modo, para la empresa puede suponer un sobrecoste enorme.

Una vez vistos los pros y contras que supone trabajar en remoto, esperamos que les resulte más fácil tomar la decisión sobre qué tipo de equipo desean formar.