Llámanos 915 043 110 informacion@moranteasesores.es

Los cambios fiscales en las comunidades autónomas - Morante Asesores

2015 fue año de cambios en los gobiernos de la mayoría de comunidades autónomas. El nuevo mapa político del país encara el año con modificaciones en algunas regiones, tanto subidas como bajadas, y deja en otras las condiciones de juego tal y como estaban.

Las comunidades que en 2016 suben los impuestos son Navarra, la Comunidad Valenciana, La Rioja, Baleares y Aragón. En todas ellas excepto en la Comunidad Valenciana optan por una subida del IRPF en rentas altas. Cada una lo hace siguiendo unos patrones distintos. En Baleares, por ejemplo, habrá aumento del IRPF para rentas superiores a 70.000 euros, mientras que en Aragón el escalón a tener en cuenta será la superación de unos ingresos de 50.000 euros. Otra parte importante de las subidas de impuestos se centran en los que gravan el patrimonio. En la Comunidad Valenciana, Baleares y Navarra se apuesta por reducir el mínimo exento del impuesto sobre el patrimonio de tal forma que se recaude más. Todas las comunidades autónomas que apoyan las subidas de impuestos son gobiernos de coalición salidos en las últimas elecciones aunque de distinto signo político.

Por el contrario, las comunidades autónomas de Andalucía, Galicia, Castilla y León, y Canarias serán las únicas en rebajar la presión fiscal a los contribuyentes. Las tres primeras se ponen de acuerdo en una rebaja del IRPF, mientras la última decide, junto a Galicia, modificar a la baja el impuesto sobre sucesiones y donaciones.

Por último, se encuentran las comunidades que no han realizado ningún cambio en materia fiscal para 2016. Las causas por las que no se producen modificaciones son variadas. Algunas, como Extremadura y Castilla- La Mancha, no han logrado suficientes apoyos parlamentarios para ver aprobados sus presupuestos. Otras, como Cataluña, con la actual situación de ingobernabilidad tienen problemas mayores que solventar. Por su parte, la Comunidad de Madrid no ve necesario efectuar ningún cambio puesto que goza de los impuestos más bajos de España.