Llámanos 915 043 110 informacion@moranteasesores.es

Los pequeños fraudes fiscales más comunes - Morante Asesores

El fraude fiscal es algo muy presente en nuestra sociedad, donde observamos importantes casos de corrupción y de estafas al fisco. Pero realmente, no todos los fraudes fiscales son tan elevados en cantidad, sino que existen pequeñas “estafas” que se comenten por la gente de a pie y que también provocan que los inspectores de Hacienda se pongan alerta.

Normalmente, los autónomos y las pymes se deducen gastos personales como las comidas y otras facturas, que realmente no tienen que ver con la actividad profesional. Es muy importante que no se incluyan este tipo de gastos en la declaración de la renta si realmente no están relacionados con nuestra empresa, puesto que se detecta muy fácilmente.

Si en nuestra empresa usamos el coche para trabajar, podemos desgravar el 50% del valor del nuevo vehículo que compremos, pero sólo si podemos justificar que destinamos al menos un 50% (o más) del tiempo de uso para trabajar. Normalmente, sólo se acepta en empresas de logística, agentes comerciales o del sector del transporte, como los taxistas.

En relación con esto último, los recibos de gasolineras no podrán presentarse para desgravar puesto que no permiten acreditar la identidad de quien realiza el gasto. En cambio, si se solicita una factura de gasolina, a nombre de la empresa o del autónomo, sí que podrá incluirse en la Declaración de la Renta.

Los errores en la Declaración de la Renta son comunes y cada vez más frecuentes, aunque no siempre son “intencionados”. Debemos tener en cuenta que si tenemos una empresa o somos autónomos, lo mejor es acudir a una asesoría fiscal como Morante Asesores para poder realizar la declaración correctamente y sin problemas en el futuro. Ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos de la mejor manera posible, no en vano tenemos más de 20 años de experiencia.