Llámanos 915 043 110 informacion@moranteasesores.es

¿Pensando en invertir? Sigue estos consejos - Morante Asesores

Invertir nuestro dinero puede ser una buena opción cuando tenemos unos ahorrillos y queremos rentabilizarlos para obtener algún beneficio. Pero, lamentablemente, el dinero con el que “jugamos” a invertir no es el del Monopoly y deberemos ser muy cuidadosos si queremos sacar rentabilidad de la inversión.

Aunque todavía es algo que no está suficientemente implantado en algunos sectores de la población, y mucho menos si tenemos en cuenta la situación económica que atraviesa nuestro país, la inversión en otros negocios siempre ha sido una de las partes más importantes a la hora de mover la economía de un país. Como poco a poco se van viendo esos brotes verdes, ya son algunos los que se aventuran a empezar a pensar en invertir parte de sus ahorros y obtener una rentabilidad económica por ellos.

En primer lugar, deberemos tener claro en qué área financiera vamos a realizar la inversión. No es lo mismo hacerlo en Bolsa, comprar acciones de una empresa, Bonos del Estado o hacerlo en un pequeño negocio. Cada tipo de “acción” tiene sus propias características que harán que, según lo que nosotros buscamos en nuestra inversión, nos harán decantarnos por unos u otros. Así pues, lo primordial es que nos informemos de todo y contactemos con alguien especializado en ello. En Morante Asesores somos especialistas en asesoría fiscal y económica, por lo que puedes contactar con nosotros para estudiar tu caso.

A continuación, es muy importante que conozcamos de primera mano el sector en el que vamos a invertir: competencia, futuro del sector, estado de la empresa, etc. De esta forma, cuánta más información recopilemos, más “cartas en la manga” tendremos para emplear nuestro dinero en la inversión.

Por último, te aconsejamos que no inviertas todo tu capital de golpe en un mismo proyecto. Es mejor hacerlo poco a poco, informándonos a cada paso y avanzando con seguridad. De esta forma, iremos conociendo el sector en el que invertimos a medida que vamos avanzando en el proyecto. De esta forma, minimizaremos las pérdidas aunque ampliaremos el plazo en el que obtendremos rentabilidad económica.