Llámanos 915 043 110

Cómo hacer un buen balance de situación -

El balance de situación es un documento que indica la buena o mala salud económica de un negocio. Este sirve para ayudar a tomar decisiones de futuro, ya que muestra la situación financiera de una empresa en un momento determinado. En él podemos ver los activos, pasivos y patrimonio neto de la empresa.

Un balance nos dice qué tiene un negocio y cómo se ha financiado. Junto a la cuenta de pérdidas y ganancias, es de los documentos más importantes que forman parte de las cuentas anuales y, por ley, debe ser presentado una vez al año en el Registro Mercantil.

Para qué sirve el balance de situación

El balance de situación en el mundo de contabilidad es el resumen de todas las posesiones y todas las deudas y el capital de una organización en un periodo contable determinado. En sí, el balance es como una fotografía del patrimonio.

La estructura del balance está dividida en activos y pasivos. El activo recoge todos los bienes y derechos que posee la compañía. Más específicamente, los activos se dividen en inmovilizados, existencias, realizables y disponibles.

En el pasivo se encuentran los fondos propios, exigibles a largo plazo y exigibles a corto plazo. Cada una de las partidas mencionadas incluye un número de sub-partidas. Éstas varían con el tamaño de la compañía, el tipo de sociedad y el régimen de contabilidad.

A la hora de analizar nuestro balance de situación hay que tener en cuenta varias cosas. Aunque depende del sector económico, generalmente nos interesa que nuestro patrimonio neto sea superior al pasivo. Es más efectivo financiarnos con nuestros propios recursos que deber dinero a terceros. Sobre las ganancias, cuanto mayor sea el beneficio generado, mayor será la rentabilidad de la empresa.

Sin embargo, no todas las deudas son iguales. Por un lado, tenemos la deuda financiera que conlleva intereses y, por otro, el resto de deuda que no conlleva intereses. Por ejemplo, las partidas recogidas en acreedores comerciales y otras cantidades a pagar. Cuanto más reducida sea la deuda financiera, mejor.

Si aún te quedan dudas sobre la salud financiera de tu empresa puedes consultarlo con nuestros expertos asesores que resolverán todas tus preguntas.

Call Now Button