Llámanos 915 043 110 informacion@moranteasesores.es

¿Debe tu empresa asumir los errores de tus trabajadores?

¿Debe tu empresa asumir los errores de tus trabajadores? Casos como el camarero que se descuida al listar los ingredientes provocando una intoxicación alimentaria o un peluquero que quema el cabello de su clienta al dejarlo muy expuesto al calor se pueden dar muy a menudo. La cuestión es, ¿de quién sería la responsabilidad?

Es evidente que en cualquiera de los casos indicados, o similares, el empleado debe asumir la responsabilidad civil derivada del perjuicio que cause. No obstante, probablemente la empresa también tendrá que aceptar los errores de sus trabajadores. Se trata de responsabilidad extracontractual por hecho ajeno.

Responsabilidad Civil extracontractual

En este caso, la responsabilidad civil extracontractual determina que el dueño de la empresa está obligado a reparar el daño causado por su trabajador interviniendo culpa o negligencia. Es decir, la responsabilidad de la empresa aparece cuando incumple el deber de vigilar a su personal y las tareas que están bajo su dependencia.

Debemos tener en cuenta que existen multitud de casuísticas. Para ello, siempre debemos regirnos por las resoluciones de juzgados y tribunales. De este modo, tendremos un primer acercamiento a los casos concretos que puedan darse dentro de tu empresa para saber si debes asumir los errores de tus trabajadores.

Un caso en el que el dueño de la empresa no tendría que asumir los errores de los trabajadores es cuando un empleado sobrepase sus tareas. Por ejemplo, un empleado que se encarga de dar soporte a sus clientes en una empresa tecnológica. Su responsabilidad es ayudarles con las dudas que tengan sobre sus páginas webs; pero un cliente le pide ayuda con un problema de ordenador y, por equivocación, elimina toda la información que tenía almacenada.

Por tanto, el empresario no sería responsable. El empleado se extralimitó de sus tareas para realizar una tarea que no entraba dentro del soporte establecido. Por tanto, el trabajador provocó un daño, aunque no de manera intencionada, pero estaba fuera del desarrollo de sus tareas.

Si tienes algún caso que quieras contarnos, te invitamos a contactar con nosotros. Uno de nuestros expertos en derecho mercantil y civil estudiará tu caso y te asesorará en todo lo que necesites.

Call Now Button