Llámanos 915 043 110 informacion@moranteasesores.es

¿Por qué es importante desconectar durante las vacaciones?

A muchos les ha llegado, a otros nos está por llegar. Sea como sea, ¡lo importante es desconectar! Si aún no estás de vacaciones, te vendrá bien leer estas líneas para saber lo importante que es desconectar durante las vacaciones.

Cuanto mayor es el puesto que ostentas en la empresa, más trabajo cuesta conseguir una desconexión total durante los días de vacaciones. Pero, a su vez, más importante es realizarlo. ¿Por qué?

Este ha sido un año muy complicado. Puedes tener la sensación de que si te coges unos días de vacaciones ahora que habéis podido volver al trabajo será contraproducente. Pero nada más allá de la realidad. Las semanas de estrés e incertidumbre probablemente hayan hecho mella y ahora necesites un descanso emocional.

Desconectar en vacaciones mejorará la productividad a tu vuelta

Desconectar de los correos electrónicos y las llamadas ayudará a que nuestra mente se despeje. Ya hablamos de la importancia del mindfulness en el trabajo, pero mantenerlo fuera de él también nos ayudará. Cuando nos encontramos en una situación de atención plena nuestra mente piensa con más claridad y podemos tomar decisiones con facilidad. Para conseguirlo, tenemos que estar libre de estrés y eso solo lo logramos con un paréntesis de descanso.

Además, con la mente despejada también aumentamos nuestra creatividad. Este aspecto es muy importante porque nos hace llegar a conclusiones que, en otras circunstancias no veríamos. Es decir, cuando estamos estresados, nuestra mente no puede ver más allá de lo que tenemos delante. Por ello, durante las vacaciones a lo mejor puedes encontrar soluciones a problemas que llevan semanas rondando tu cabeza.

Al disponer de más tiempo libre para compartir con la familia y amigos, también nos sentimos más felices. Con la felicidad, llega la calma y seguro que las noches con sueños más profundos. Y, por tanto, mejor descanso. ¿Qué hay más sano que un buen sueño reparador?

Todos estos aspectos hacen que lleguemos a la oficina más motivados. Y con la motivación, sabemos que llegan las ganas de mejorar, de comenzar nuevos proyectos y de salir de nuestra zona de confort.

No olvides que, si al volver de las vacaciones te sientes sobrepasado, puedes pedir ayuda. Una manera fácil es delegando tareas que te permitan salir de esa zona de confort y enfrentarte a los nuevos desafíos que te han surgido en tu periodo de descanso laboral.

Fuente foto
Call Now Button